PROYECTO LA HACIENDA INGLESA
ENFERMEDADES
SISTEMAS DE IDENTIFICACION, CICLO REPRODUCTIVO Y PRODUCTIVO DE LOS RUMIANTES
CUNICULTURA
GANADERIA EQUINA
CAPRICULTURA
PORCICULTURA
AGRICULTURA
APICULTURA
AVICULTURA
PICICULTURA
LINKS
ENFERMEDADES

Imagen
FADYNE-A4
FIEBRE DE LA GARRAPATA



La fiebre de la garrapata es trasmitida por la picadura del Boophilus microplus y también por otros insectos como las “moscas picadoras” (Tabanus), todos éstos insectos son chupadores de sangre que trasmiten varias enfermedades parasitarias resultando altamente nocivas para el mantenimiento del ganado, las mismas que ocasionan a nivel mundial la muerte de miles de animales además de grandes pérdidas en la producción de leche y carne en los diferentes hatos ganaderos.


AFTOSA

Enfermedad aguda muy contagiosa, que afecta a animales de pezuña hendida y caracteriza-da por fiebre y erupciones vesiculares (úlceras) en boca, glándula mamaria y pezuñas. Esta enfermedad no es mortal, pero a los animales en las etapas agudas y de convalecencia les afecta la producción tanto de carne como de leche. Esta es una enfermedad producida por VIRUS, altamente contagiosa y mutante, que hizo su ingreso a Colombia en 1950. La Aftosa ataca a todos los animales de pezuña hendida, como bovinos, cerdos, ovejas, cabras, y venados entre otros. La mortalidad aún cuando es baja en animales adultos, en los pequeños es alta. La severidad de las lesiones que el virus produce en los animales, desmejora notoriamente a los animales y afecta la producción de leche y carne.

A nivel interno en los animales afectados, produce daños irreversibles de las vías respiratorias, corazón y aparato digestivo.

Síntomas:

Además de la fiebre, babeo y dificultad para comer, presentan ulceraciones en la cavidad bucal, en los pezones y manifiestan cojeras por lesiones en las pezuñas en vacas adultas. La capacidad comprobada de los virus para sobrevivir en el medio ambiente, explica la facilidad con que aparecen ciertos brotes o se difunde ciertas epidemias.

A ello contribuyen el manipuleo de animales enfermos, productos, subproductos y utensilios de las fincas sanas, que hacen las personas que han estado en contacto con fincas afectadas.


BRONQUITIS VERMINOSA

Esta enfermedad es causada por el desarrollo de parásitos como Dictyocaulus viviparus y Singamus trachea en bovinos; Hyostrongylus sp. en cerdos que se localizan en la tráquea, bronquios y pulmón. Actualmente se halla muy extendido por varias regiones del país, frías o calientes (trópico húmedo) constituyendo para la ganadería de leche en una de las causas mas frecuentes de muerte de animales jóvenes.

El parásito afecta preferentemente los terneros, corderos y cerdos que pastan en praderas húmedas y contaminadas.

Síntomas:

Bronconeumonía crónica, tos seca y quintosa (abscesos repetidos), la cual va haciéndose más suave y profunda a consecuencia de la debilidad del enfermo.

Simultáneamente puede observarse moco, salivación y lagrimeo y aún fiebre y diarrea lo que denota la existencia de complicaciones microbianas secundarias, en los pulmones.

Cuando el animal se hace correr, la respiración se torna difícil, extiende el cuello y saca la lengua para respirar, luego se desarrollan daños pulmonares y cardíacos severos.

Hay edema del pecho, aunque los enfermos conservan el apetito enflaquecen de manera progresiva y acaban por morir generalmente a los tres o seis meses de iniciada la enfermedad.

Al abrir la tráquea y los bronquios de los animales muertos por esta enfermedad, pueden verse unos parásitos redondos, de espesor uniforme y de color blanco o rosado.

Tratamiento:

VIMEC, LEVAMISOL 7.5, LEVAMISOL 15% y El BOVIPUR, BOVIPUR 25% CO RUMINAL VICAR, siendo el primero específico para parásitos pulmonares, los otros son contra parásitos internos en general.

En caso de debilidad y emanación progresiva apoyar el anterior tratamiento con HEMATURINA, GLUCONATO DE CALCIO o NOVAFOS como reconstituyentes efectivos.

BRUCELOSIS

Es una enfermedad contagiosa ampliamente difundida que afecta a los bovinos, cerdos, ovinos, perros y aún al hombre.

Síntomas:

El signo predominante en las hembras es el aborto y la inflamación de los testículos en el macho. En la hembra el aborto se presenta hacia la segunda mitad del embarazo, seguida de retención de la placenta e infección del útero (Metritis), que puede causar la infertilidad permanente de la vaca. Los animales infectados son la principal fuente de la diseminación de la enfermedad al contaminar con sus secreciones los pastos, al contacto mediante la monta, o por operarios que manejan los ganados.

Control:

Donde la enfermedad es frecuente y se ha confirmado (mediante pruebas de Laboratorio) además de la eliminación de los animales positivos, se recomienda la vacunación de todas las hembras mayores de tres meses de edad, por una sola vez en la vida. NO se deben vacunar animales machos así sean para la reproducción. Además de la eliminación de los animales positivos, la higiene es una práctica indispensable como la destrucción de placentas, fetos y secreciones uterinas. Todo animal nuevo en la granja debe ser sometido a la prueba antibrucela. Además de la anterior causa de aborto, en los animales existen otros agentes de tipo viral, traumático, intoxicaciones o deficiencias minerales capaces de afectar al feto, la producción y la vida reproductiva de los animales.

En los casos de abortos ocasionados por virus se debe hacer las confirmaciones a nivel de Laboratorio con la ayuda de veterinarios especializados.

En casos traumáticos debe revisarse las prácticas de manejo de los ganados y casos de deficiencias por minerales (Ca, P, Mg, Mn, Cu, Fe) debe procurarse el suministro permanente de una sal mineralizada adecuada a las condiciones del medio (Relación: suelo/planta/animal). La pobreza de los suelos y consecuentemente de los pasto de algunos de estos elementos minerales afectan el desarrollo normal del feto, la producción de leche de la vaca lactante y la ganancia eficiente de peso en los animales de carne.

Tratamiento:

Coadyuvante en la recuperación de los animales por estas causas VICAR le ofrece al ganadero sus productos HEMATURINA, CACODIL, NOVAFOS que contiene Calcio y Fósforo orgánicos de asimilación rápida.

• La brucelosis además de producir terneros débiles a no término, ocasiona retención placentaria (pares) en cuyo caso se debe usar HORMOFISINA por vía intramuscular o intravenosa a las dosis indicadas.

• Cuando esta se encuentra asociada con infección uterina evidente (pus) se recomienda inyectar intravenosamente QUIMFAR XX*22 y OXITETRACICLINA VICAR por 2 ó 3 días seguidos.

• El útero debe tratarse con soluciones antibióticas como UNIMAST, OXITETRACICLINA VICAR, VICARPEN o PANAMICINA L.A por 2 ó 3 días seguidos, aplicadas bajo las más rigurosas condiciones de aseo y precaución, a las dosis indicadas.

• Para la recuperación de mucosas y de la fertilidad la VITAMINA A+E es recomendada.

• Como antiinflamatorio se debe utilizar el FADYNE A4 que reduce las inflamaciones de mucosas y piel, baja la fiebre, reduce el dolor y evita el shock desencadenado por un excesiva respuesta en las defensas. Debe recordarse que el hombre puede contaminarse por el manejo descuidado de ésta enfermedad.

• La mejor medida es eliminar los animales diagnosticados como verdaderos positivos.

• Para el control de Brucelosis bovina en áreas con alta prevalencia, se recomienda la vacunación masiva de terneras, una sola dósis aplicada oportunamente protege por toda la vida al animal.

.Un programa de vacunación de hembras de 3 a 9 meses junto con medidas de aislamiento y desinfección adecuadas conduce la eliminación de la Brucela en la hacienda.




Luego que el virus ha penetrado en el animal, los primeros síntomas de la enfermedad se hacen visibles a los 8-10 días.

Control:

Por no existir un tratamiento curativo lo más conveniente es el control de la enfermedad que puede ser: por VACUNACIÓN y/o ERRADICACIÓN.

La vacunación debe ser cada seis meses a todos los animales mayores de tres meses de acuerdo con los planes realizados por instituciones del gobierno para cada zona. La erradicación consiste en el sacrificio inmediato de todos los animales de pezuña hendida afectados y posterior incineración o entierro y desinfección de todos los utensilios, locales, vehículos, manos de los ordeñadores, establos, cantinas. Se debe poner en cuarentena un área de 25 Km. a la redonda.



CARBON BACTERIDIANO

El Carbón Bacteridiano, Antrax, Carbunco o Peste rayo, es una enfermedad Hiperaguda caracterizada por los signos finales como son la MUERTE FULMINANTE o súbita y la aparición de emisiones hemorrágicas por el recto y fosas nasales, con gran congestión ocular.

El Carbón Bacteridiano es una enfermedad muy peligrosa por ser altamente contagiosa y muy difundida en todo el país. Ataca de preferencia a los animales adultos bovinos, pero también a los caballos, mulas, ovejas y cerdos. Además de los animales, el hombre es susceptible a la enfermedad.

La causa del Carbón es un bacilo que tiene la propiedad de transformarse en esporas muy resistente al medio ambiente, temperatura, desinfectantes y viables en el suelo (hasta por 90 años) que al ser ingerida por los animales pasan a los animales provocando la enfermedad.

Debido a esta resistencia de las esporas, la infección una vez introducida en una hacienda permanece por muchos años y es casi imposible eliminarla.

Síntomas:

La forma AGUDA del Antrax puede durar hasta 48 horas y se caracteriza por aumento de temperatura corporal, excitación seguido de depresión, fallas respiratorias y cardíacas como taquicardia, jadeo, convulsión y muerte; las vacas preñadas pueden abortar y la producción de leche baja sustancialmente.

La forma CRÓNICA de lesiones locales confinadas a la lengua y a la garganta se observa especialmente en cerdos, pero también se observa en bovinos, equinos y perros.

Sí, se presentan síntomas en tres (3) estados, el más común se identifica en forma aguda.

Control:

El control de la enfermedad se lleva a cabo mediante vacunación e higiene. El único procedimiento seguro para evitar las pérdidas enormes ocasionadas por el Carbón Bacteridiano, es practicar a tiempo y con regularidad la VACUNACION de todo el ganado de la hacienda. Vacunación de todos los animales a partir de los tres meses de edad ( si la zona es endémica, se revacuna a los 15 días) y esta vacunación debe hacerse sistemáticamente cada año, mientras el animal viva.

La HIGIENE es necesaria para el control de la enfermedad y se debe eliminar los materiales infectados, los cadáveres por antrax no se debe practicar la necropsia para evitar la propagación de las esporas; se debe enterrar y cubrir con cal viva, luego tapar con tierra y colocar mas cal viva. Hacer una desinfección inmediata, se debe evitar el contacto directo con el bacilo utilizando guantes que luego se incinerarán.

Tratamiento:

• Aunque rara vez se curan los animales que presentan síntomas avanzados, en etapas iniciales es posible una recuperación con penicilinas en dosis altas.



. El microorganismo es sensible a los antibióticos por lo tanto puede tratarla con SULFAMETAZINA, OXITETRACICLINA, VICARPEN O PANAMICINA L.A, siendo el primero el de elección para la enfermedad, conjuntamente con la administración intravenosa de suero anticarbunco de 100 a 250ml diarios.

CARBON SINTOMATICO

Enfermedad infecciosa causada por una bacteria (Clostridium) que provoca la inflamación de los músculos, toxemia grave y mortalidad elevada; todos los vertebrados son susceptibles de sufrir la enfermedad.

El Carbón Sintomático es una enfermedad infecciosa que ataca principalmente a bovinos y ocasionalmente a ovejas, cabras y cerdos.

Suele atacar con mayor intensidad a animales de 6 meses a 2 años de edad, a animales con enfermedades inmunosupresoras (leucemias) o sometidos a crecimiento intensivo. Raras veces ataca los ganados adultos o a las ovejas.

Esta enfermedad esta difundida en el país y ocasiona perdidas considerables entre los terneros. La enfermedad es conocida por los ganaderos con los nombres de "Vejigón" de los terneros, "Pierna Negra" "Mancha" "Patanegra".

Síntomas:

Si el animal no esta vacunado contrae la infección a través del pasto, en los abrevaderos, o por laceraciones, o heridas abiertas. La enfermedad se caracteriza generalmente por la aparición de tumores o hinchazones crepitantes en el cuello, en la paleta y/o en la cadera. Muchas veces el animal anda cojo y tarda uno o dos días en morir.

Al pasar la mano por encima del tumor se produce un ruido crepitante como de pergamino.

Poco antes de la muerte los animales presentar rigidez de los miembros, el curso de la enfermedad es de tipo agudo.

Control:

El mejor control se obtiene vacunando todos los años a animales susceptibles.

En razón a que el curso de la enfermedad es rápido y fatal, para evitar las pérdidas debidas al Carbón Sintomático, se debe practicar la vacunación preventiva de todos los terneros de la hacienda con vacuna contra Carbón Sintomático, aplicada subcutáneamente (debajo de la piel); con raras excepciones el ternero no es susceptible a la infección hasta dos meses de edad.

El período de más susceptibilidad es de los 6 a los 18 meses de edad, a partir de ésta generalmente el animal adquiere una resistencia natural a la enfermedad. La Vacuna contra el Carbón Sintomático de los terneros se debe aplicar de los tres (3) meses de edad en adelante; antes de esta edad el organismo del animal no tiene la capacidad para producir una inmunización eficaz.

Tratamiento:

El Carbón Sintomático permite un tratamiento con antibióticos como el VICARPEN, OXITETRACICLINA, PANAMICINA L.A. por vía parenteral en dosis altas.

En períodos de convalecencia largas se utiliza tónicos orgánicos como CARDIOTON, NOVAFOS, GLUCONATO DE CALCIO, CACODIL, HEMATURINA o STROGEN



COCCIDIOSIS

Diarrea de sangre en los animales domésticos.

La coccidiosis es una enfermedad muy extendida en todo el país, especialmente en los climas cálidos, la enfermedad es causada por un parásito microscópico (Eimeriae Isospora) que produce una fuerte inflamación de la mucosa intestinal con ruptura de las células, ocasionando una diarrea serosa, negruzca conocida por los ganaderos con los nombres de "Disenteria", "Diarrea roja", "Curso Negro" y "Diarrea de Sangre" y que tiende a afectar los ganados en forma colectiva. Se transmite por el consumo de aguas, pastos y alimentos contaminados.

Síntomas:

De la Coccidiosis son diarrea y hemorragia intestinal, fiebre, deshidratación, enflaquecimiento y con frecuencia muerte; se presenta en bovinos, ovejas, cabras, conejos, aves, perros y gatos y afecta a animales jóvenes. El curso de la enfermedad es muy rápido, a veces los animales pueden durar más tiempo y recuperarse cuando se les administra un tratamiento adecuado.

La coccidiosis es una enfermedad muy grave, cuando no se le da un tratamiento indicado produce la muerte en mas de un 50% de los animales enfermos.

No es extraño determinar que esta enfermedad coexista con otro parasitismo gastrointestinal.

Control:

De la coccidiosis es evitar condiciones antihigiénicas, humedad en los pisos, camas, establos, gallineros, conejeras sobre todo después de una tensión nerviosa debido al destete, traslado, cambios súbitos de alimentos o condiciones climáticas bruscas.

La humedad y temperatura baja favorecen la diseminación de la enfermedad, la Coccidiosis se confirma mediante hallazgo en las materias fecales mediante pruebas de laboratorio.

Tratamiento:

Terneros: Administrar por vía oral diariamente mañana y tarde, de 1 a 2 sobres de COCCIDINA o AMPROGAN, en media botella de agua fresca hasta la curación, generalmente en dos días de tratamiento se obtiene una completa mejoría.

La SULFAMETAZINA por vía oral resulta de gran utilidad.

Cuando la mortalidad por esta causa es muy alta el uso combinado de COCCIDINA y QUIMFAR XX*22 está indicado.

Para complementar el tratamiento de otros parásitos, que pueden estar presentes, aplicar posteriormente una dosis de BOVIPUR, BOVIPUR 25% CO, LEVAMISOL 7.5% y al 15%, o VIMEC subcutáneo a las dosis indicadas.

 
   
MAMITIS O MASTITIS

Es la inflamación total o parte de la ubre o glándula mamaria.

La Mastitis es una enfermedad contagiosa debida al mal manejo del hato en el preordeño, ordeño y postordeño.

Se presenta de dos formas:

Clínica (Aguda-Crónica) y Subclínica.

Se conocen dos tipos: Mastitis primaria causada por muchos agentes infecciosos como:

Bacterias, Streptococus agalactiae, S. dysgalactiae, S. uberis, S. pneumoniae, Staphylococcus aureus, Corynebacterium pyogenes, C. bovis, Pseudomona aeruginosa, Fusobacterium sp, Mycobacterium tuberculosum, Pasterella multocida, E. coli, Micoplasma sp.

La Mastitis secundaria se presenta en el transcurso de enfermedades infecciosas como Brucellosis, Fiebre Aftosa, etc., e infecciones causadas por Hongos , Levaduras y traumatismos.

Síntomas:

Dependiendo del agente causal y resistencia al tejido mamario, puede haber o no alteraciones en el tejido glandular, por lo que el diagnóstico está sujeto hoy en día a diversas pruebas indirectas. Se presenta desde una inflamación aguda hasta fibrosis y toxemias graves.

La Mastitis Clínica se caracteriza por los cambios visibles en la ubre y en la leche.

Manifestaciones Agudas con inflamación de la ubre se torna dura, dolorosa y caliente, la leche con aspecto purulenta o sanguinolenta. Crónica, cuando no es bien tratada la forma aguda, el tejido glandular de la ubre es reemplazado por tejido fibroso. Inicialmente la leche se nota con grumos, en los días siguientes estos se van haciendo más grandes hasta obstruir por completo el canal del pezón.

El cuarto afectado esta ligeramente hinchado, caliente y muy sensible.

Mas tarde, al cabo de unos cuatro días, es difícil ordeñar el cuarto enfermo porque el canal del pezón se encuentra tapado completamente por masas gaseosas de color amarillento o rojizo.

A medida que la enfermedad avanza se pueden infectar mecánicamente por el ordeñador los cuartos restantes produciendo fiebre y malestar general y no es raro que se presente una septicemia (paso de los microbios a la sangre) que determina rápidamente la muerte de la vaca enferma.

Control:

Un programa eficaz puede ser disminuyendo la duración de la infección tratando todos los cuartos de todas la vacas en período seco, tratar los casos clínicos a medida que se presentan y descubrir los casos clínicos crónicos.

Y reducir el índice de infecciones nuevas lavando los pezones después de cada ordeño, mantener el equipo de ordeño limpio antes y después del ordeño, lavar ubres antes y después de cada ordeño. Las ubres de los animales deben lavarse para evitar el barro y las heces fecales.

El ordeñador debe tener las manos limpias.

Tratamiento:

La forma Clínica Aguda debe ser tratada con antibiótico del tipo de la Penicilina, Estreptomicina, VICARPEN o Espiromicina UNIMAST, aplicado por vía intramuscular y repetir la aplicación a las 24 horas, si es necesario; completar el tratamiento con un ordeñado profundo y aplicar o frotar simultáneamente la ubre con POMADA SOCOMVESA.

Según su gravedad por tres a cuatro días seguidos, debe hacerse énfasis en el aseo y vaciado previo de cada cuarto, antes del tratamiento.

En la forma crónica inyectar intramamariamente durante 3 días seguidos.

OXITETRACICLINA, VICARPEN, PANAMICINA L.A o UNIMAST en dosis de 10 ml y secar el cuarto afectado.

Si la vaca sufre de fiebre, es necesario aplicar en dosis altas VICARPEN, PANAMICINA L.A u OXITETRACICLINA asociada con antinflamatorio antiprostaglandínico como el FADYNE A4 vía intramuscular, durante 2 días.



METRITIS

Inflamación de la Matriz (útero) que se presenta con frecuencia como una infección secundaria a los abortos o después de una infección placentaria ocasionada por diversas causas.

Las hembras afectadas arquean el dorso y se esfuerzan por expulsar por la vulva un líquido amarillento fétido que más tarde se torna purulento. Estos casos se pueden complicar con una infección general (septicemia o piemia) que puede acabar con la vida del animal en pocos días.

Las causas de la enfermedad son muchas y no es posible determinar una específica, generalmente es secundaria a la Brucelosis, Campilobacteriosis, Trichomoniasis, Leptospirosis a los agentes micóticos o virales.

Síntomas:

Se reconocen por fiebre alta, inapetencia, depresión, secreción purulenta por la vulva y restos irregulares.

La inflamación puede ser leve y al no implantarse el embrión las hembras repiten calores o puede ser grave presentándose un proceso purulento simulando una preñez.

Para un diagnóstico temprano consulte al Médico Veterinario.

Control:

Se debe tener una higiene óptima en el momento del parto, llevando a potreros limpios las vacas a parir y evitando los traumas en el útero y evitando la entrada de cuerpos extraños a éste como polvo, tierra, etc.

Tratamiento:

Como Tratamiento Preventivo:

Ha resultado de gran efectividad aplicar a las vacas que acaban de parir una inyección de 5 ml. de HORMOFISINA para ayudar a la expulsión de las "pares" o placenta y acelerar la recu-peración del útero. Se puede repetir la dosis al día siguiente, si fuera necesario.

Como Tratamiento Curativo:

El tratamiento de las Metritis agudas consiste en lavados uterinos frecuentes con soluciones desinfectantes antibióticas VICARPEN, UNIMAST, PANAMICINA L.A, OXITETRACICLINA, después de los lavados se aplicarán de una a dos inyecciones de HORMOFISINA, con el objeto de ayudar al útero a expulsar todo el lavado y secreción purulenta que le haya podido quedar en la matriz.

A continuación se aplicará una inyección de SULFAMETAZINA, OXITETRACICLINA, PANAMICINA L.A intravenosa a las dosis apropiadas según lo indique el Médico Veterinario.

Como antiinflamatorio y antipirético (Fiebre) se recomienda el FADYNE A4.



PAPERA O GURMA

Adenitis Equina, Gargantón, Peste de moco, Buenamoza. etc.

Esta enfermedad aguda que se presenta en los caballos jóvenes menores de cinco años pero también es posible observarla en animales mayores, causada por el Streptococcus equi, se caracteriza por inflamación de las vías respiratorias altas, con formación de abscesos en los ganglios linfáticos regionales.

Los animales dejan su secreción nasal en pastos y recipientes, propagándose la enfermedad ya que la bacteria permanece viable hasta por un mes.

Síntomas:

Los síntomas predominantes son catarro nasal con moco al principio claro y más tarde espeso y purulento con inflamación de los ganglios de la garganta.

Los caballos con frecuencia, se muestran decaídos, tosen y no comen, especialmente alimentos duros, prefiriendo los líquidos.

Cuando la enfermedad se presente en forma virulenta se observan otros síntomas pulmonares y digestivos que son mucho más graves, los ganglios linfáticos se hacen duros, dolorosos, calientes y presentan abscesos, si no se tratan a tiempo éstos se pueden extender a la cara y extremidades e inclusive a cualquier víscera llegando a producir la muerte.

Control:

Se debe limpiar todos los objetos que hayan estado en contacto con los animales enfermos.

Como ésta enfermedad es muy contagiosa para animales menores de cinco años, es muy conveniente para los criadores y para los que manejan caballos y mulas prevenir su propagación mediante el aislamiento y tratamiento adecuado de los animales enfermos.

Tratamiento:

Una vez que la enfermedad se ha declarado en una caballeriza, deben aislarse los animales enfermos, protegiendo los de las lluvias y administrarles diariamente por 3-4 días, QUIMFAR XX-22 inyectada intravenosa, asociada con OXITETRACICLINA VICAR o PANAMICINA L.A o VICARPEN en dosis acordes con el peso del animal y la gravedad de la enfermedad.

Aplicar FADYNE A4 para disminuir fiebre, dolor, inflamación conjuntamente con el antibiótico de elección.

Aplicar GLUCONATO DE CALCIO o NOVAFOS es caso de deshidratación e inapetencia.

VITAMINA A+E para mejor recuperación.

PARASITISMO EXTERNO

Las diferentes especies de garrapatas y moscas son los principales agentes que más atacan externamente a los animales domésticos, especialmente cuando las condiciones de manejo de las praderas y los establos no son adecuadas.

Estos agentes son importantes no solo por los daños externos que producen al animal sino fundamentalmente porque son transmisores de enfermedades.

Síntomas:

Cuando el grado de infestación es intenso el pronóstico es grave ya que ello compromete la salud de los ganados y los rendimientos económicos de la explotación.

El no controlar los ectoparásitos, ocasiona alteraciones de tipo sanguíneo, especialmente anemias que son la consecuencia de hemoparásitos (anaplasma, piroplama, babesia), transmitidos al ganado por los primeros.

Control:

Ejecutar buenas prácticas de aseo, manejo de praderas y control de malezas.

Tratamiento:

Existen diferentes compuestos organofosforados en el mercado; piretrinas TERMINATOR, AMITRAZ, y VIMEC, lo último en control del parasitismo externo e interno de uso parenteral que aplicadas oportunamente pueden mantener un buen control del parasitismo externo.

En caso que los animales presenten heridas en la piel por efecto de los parásitos (luego de aplicar el parasiticida), para su recuperación se recomienda la aplicación de QUIMFARCID por varios días.



PESTE BOBA O NEUMOENTERITIS EN LOS TERNEROS

La Peste boba, Diarrea blanca, Disentería blanca, Diarrea colibacilar o Salmonelosis en los terneros es una enfermedad de los terneros lactantes de pocos días de nacidos y caracterizada por diarrea continua.

Si el animal enfermo por Curso de leche o Indigestión no se atiende oportunamente, los gérmenes inofensivos que se encuentran en el aparato digestivo como E. Coli, Paracoli, Enteritides, Salmonellas, etc; utilizarán la leche acumulada como medio de cultivo ideal, para adquirir propiedades patógenas, secretar principios tóxicos que irritan la mucosa gastrointestinal y provocan una infección grave durante las primeras horas de nacimiento, que puede desen-cadenar la muerte del animal.

Otra causa frecuente de la diarrea es la mala curación del ombligo del ternero al nacer, y por otras deficiencias de manejo de las crías.

Síntomas:

Caracterizados por diarrea blanca que después de algunas horas es de color gris sanguinolento, de mal olor, deshidratación intensa, fiebre y gran postración del animal, inapetencia y aveces síntomas de cólicos, varias veces se acompaña de onfaloflebitis (inflamación del ombligo) y artritis (inflamación de las articu-laciones), cuando se presentan las complicaciones pulmonares por la septicemia, la respiración es acelarada y hay moco por la nariz.

Control:

Controlar el consumo de la leche por parte del ternero; higiene y aseo de la ubre y lo más importante, desinfectar el ombligo del ternero con QUIMFARCID, el primer día de nacido. Llevar al ternero a un sitio límpio y fresco.

Algunos autores recomiendan Vacunar a la madre un mes antes de parir contra la Peste Boba para aumentar los anticuerpos en la leche, aunque otros recomienda vacunar al ternero a las pocas horas de nacer con una dosis de vacuna contra Peste Boba.

No hay que olvidar que se debe dar calostro a los terneros en las primeras 12 horas de nacido, para la transferencia de las defensas a través de éste.

Tratamiento:

A los animales enfermos darles primer lugar una papeleta de COCCIDINA, disuelta en media botella de agua y luego administrar por vía oral diariamente, en asocio con 10 - 20 ml de OXITETRACICLINA VICAR y SULFAMETAZINA VICAR.

Este tratamiento debe continuarse hasta la curación del animal (2 a 3 días seguidos), los antibióticos parenterales de VICAR, como la PANAMICINA L.A, VICARPEN, OXITETRACICLINA y UNIMAST se deben administrar según fórmula veterinaria para no cruzar acciones bactericidas y bacteriostáticas que inhiben efectos y se gasta dinero innecesariamente.

La VITAMINA A+E para restaurar las mucosas digestivas. Hidratar el animal con GLUCONATO DE CALCIO o NOVAFOS.



PIROPLASMOSIS, BABESIELLOSIS, RANILLA O FIEBRE TEXANA, FIEBRE DE GARRAPATAS

Esta enfermedad se le conoce con los nombres de Piroplasmosis y Babesielosis Bovina, (Mal de orina, Fiebrón, Ranilla Roja o Fiebre de texas, Tristeza, Fiebre de garrapatas, Hemoglobinuria bovina).

La Ranilla roja es una de las enfermedades frecuentes y funestas para la ganadería en el trópico. Es provocada por pará-sitos de la sangre que son transmitidos principalmente por las picaduras de las garrapatas y moscas.

Síntomas:

La primera manifestación de la enfermedad es la fiebre (40 a 41 grados centígrados), los animales se ven tristes; con el pelo erizado; la trompa seca; la respiración agitada, disminución brusca de la producción de leche, buscan la sombra y a veces sufren ataques de furor, braman y corren agitados por el potrero, beben mucho y en ocasiones se presentan síntomas de cólicos y las heces son al principio duros y después diarréicos, sanguinolentos y oscuros. La manifestación más notoria, pero que no se presenta siempre, es el cambio de color en la orina hacia una coloración roja intensa.

Control:

Realizar prácticas sanitarias como son aseo, baños parasiticidas y rotación de potreros, que conlleven a mantener libres los ganados de la presencia de ectoparásitos.

Tratamiento:

Al iniciar el tratamiento hay que administrar un purgante salino (12 a una libra de Sulfato de Soda o de Magnesia) con el fin de limpiar el tubo digestivo de los excrementos duros para evitar cólicos, una vez administrado el purgante salino se debe inyectar un compuesto Diaminado como el DIMINAZEN.

Tres o cuatro horas después de la inyección la temperatura baja y los síntomas alarmantes de la infección principian a desaparecer, el apetito del animal comienza a mejorar. Generalmente basta una sola inyección del compuesto diaminado DIMINAZEN VICAR para curar la enfermedad.

Sin embargo hay casos en que la piroplasmosis esta asociada a la Anaplasmosis (Ranilla Blanca) y conviene, por lo tanto aplicar simultáneamente el producto diaminado con ANAPLASMOL, PANAMICINA L.A, QUIMFAR XX*22 y OXITETRACICLINA para el tratamiento de "Ranilla Blanca".

Si la temperatura del animal no baja con la primera inyección y si no se nota apetito alguno, al día siguiente repetir la dosis de compuesto diaminado DIMINAZEN en asocio con OXITETRACICLINA o PANAMICINA L.A., Complejo B y VITAMINA A+E.

No hay que olvidar que en el curso de la enfermedad el corazón se debilita notablemente, por tanto, es indispensable inyectar diariamente el contenido de una a dos.

 
     
   
ENFERMEDADES MAS FRECUENTES DE LOS EQUINOS



ADENITIS EQUINA - GURMA - PAPERA:

Es una enfermedad aguda de los equinos causada por una infección con Streptococcus y caracterizada por inflamación de las vías respiratorias altas, con formación de abscesos en los ganglios linfáticos regionales.

AGENTE CAUSAL:

Streptococcus eqqui el que se ha aislado de los abcesos y secreción nasal, siendo más susceptibles los animales de 1 a 5 años de edad.

TRANSMISION:

Los animales infectados dejan su secreción nasal en pastos y recipientes, propagándose de esta manera la enfermedad pues la bacteria permanece viable hasta por un mes.

SINTOMAS:

Además de la fiebre, depresión y anorexia (falta de apetito) hay una secreción serosa que se vá haciendo más abundante y puede llegar a ser mucosa o purulenta. Hay imposibilidad de deglutir el alimento y el agua. Hay tos dolorosa y muchas veces se ve el animal con la cabeza estirada para mitigar el dolor.

Los ganglios linfáticos se hacen duros, dolorosos, calientes y presentan abscesos. Si no se hace tratamiento estos abscesos se pueden extender a la cara y extremidades e inclusive a cualquier víscera, llegando a producir la muerte.

CONTROL:

Aislar los animales sanos de los enfermos.

Limpiar y desinfectar todos los objetos que hayan estado en contacto con los animales enfermos con BALADINE V.M.

TRATAMIENTO:

Aplicar TRIMEDIAZINA V.M. INYECTABLE 1 cc por cada 30 Kg de peso por 5 días consecutivos.

BRUCELOSIS O MAL DE CRUZ:

Es una infección purulenta, caracterizada por bursitis de la cruz y del cuello.

AGENTE CAUSAL:

Se ha aislado como bacteria primaria la Brucella abortus y como secundarias diversas especies de Staphylococcus, Streptococcus y Pseudomonas.

TRANSMISION:

La transmisión es vertical, de madre a hijo o por ingestión de alimentos contaminados.

SINTOMAS:

Al comienzo presenta temperatura elevada, anorexia, llegando a presentar en algunos casos rigidez y letargo.

La aparición de una masa en la región del dorso, con salida de pus, confirman el diagnóstico de la enfermedad.

CONTROL:

Se deben separar los equinos de los bovinos que presenten reacción serológica positiva a la Brucella.

TRATAMIENTO:

No hay. Deben eliminarse los equinos positivos.

ESTOMATITIS VESICULAR:

Es una enfermedad viral caracterizada por la aparición de vesículas o ampollas en la región de la lengua y boca. Ataca también a las demás especies.

AGENTE CAUSAL:

Virus de la Familia Rhabdoviridae.

SINTOMAS

Se presenta fiebre y pérdida del apetito, luego comienza una salivación abundante y al abrir la boca del animal se observan vesículas o ampollas de tamaño pequeño, las cuales al romperse dejan la superficie descubierta con salida de sangre y plasma. Estas lesiones le impiden al animal la deglución.

CONTROL:

Deben separarse los animales enfermos de los animales sanos y se deben lavar y desinfectar con BALADINE V.M. todos los utensilios y equipo que hayan estado en contacto con los enfermos. Se recomienda utilizar vacunas contra estomatitis vesicular, en zonas endémicas.

Complejo respiratorio bovino


El cuadro de enfermedades comunes llamado complejo respiratorio bovino (C.R.B.) o "fiebre de embarque" es un termino general para la neumonía que se presenta en el ganado recientemente transportado o estrasado. El síndrome puede ser causado por varios agentes infecciosos y otros factores que interactúan para desencadenar este problema.

El estrés es el primer factor que contribuye a que se presente el complejo respiratorio de los bovinos. Eventos estresantes como el destete, descorne, cambios de clima y transporte pueden comprometer el sistema inmune del animal (inmunosupresión) haciéndolo susceptible a enfermedades causadas por virus y bacterias. Aunque el estrés no puede ser eliminado totalmente, si puede ser reducido mediante practicas de manejo adecuadas y mejores condiciones sanitarias en las explotaciones. Sin embargo, el mejor camino para reducir los riesgos de brotes del C.R.B. es por medio de programas rutinarios de vacunación.

Su Programa de Vacunación deberá incluir protección contra las siguientes enfermedades respiratorias, ya que todas estas contribuyen al C.R.B.



BVD (Diarrea Viral Bovina)


Esta es una de las enfermedades más costosas del ganado. Los signos incluyen diarrea, flujo nasal, tos y fiebre. El Tipo 2 de DVD es una cepa altamente virulenta recientemente aislada y la cual puede causar hemorragias agudas en becerros jóvenes así como adultos.



IBR (Rinotraquitis Infecciosa Bovina)


También conocida como "Nariz Roja", es causada por un virus altamente contagioso los signos que se presentan en esta enfermedad respiratoria son: conductos nasales inflamados, fiebre, respiración rápida, tos profunda y perdida de apetito.



P13 (Parainfluenza tipo 3)


Es una enfermedad respiratoria común, la cual suprime el sistema inmune del animal, permitiendo el desarrollo de potras enfermedades. El Virus es difundido en secreciones nasales y oculares e infecta a animales no vacunados a través de la boca y exudados nasales.



 
     
   
BRSV (Virus Respiratorio Sincicial Bovino)


Una infección a veces fatal que está relacionada con el estrés, la cual puede causar una enfermedad respiratoria de ligera a severa y reducir la resistencia del animal a otras enfermedades. Los signos incluyen tos, fiebre nasal y ojos llorosos.



Haemophilus Somnus (H.S.)


Es una infección bacteriana implicada en una variedad de desordenes tanto respiratorios como neurológicos y reproductivos. H. somnus puede ser la causa primaria de enfermedad respiratoria, puede ser una infección subclínica que es enmascarada por otros agentes causantes de enfermedad. Los signos H somnus incluyen fiebre, tos, flujo nasal y respiración difícil. Puede ocurrir la muerte sin síntomas.



Pasteurella Haemolytica y Pasteurella Multocida


Estas bacterias son altamente infecciosas, son la principal causa de neumonía y el patógeno más comúnmente encontrado en ganado que muere de enfermedad respiratoria, P. Haemolytica y P. Multocida se multiplica rápidamente en presencia de estrés, mal clima, o infecciones virales primarias. Los signos incluyen depresión, latergia, perdida de apetito, y fiebre alta. Puede ocurrir muerte repentina con algunos signos de la enfermedad, o el animal puede sobrevivir solo para convertirse en un animal problema debido al daño irreversible en el pulmón causado por esta enfermedad.
 
     
   
DROGAS DE CONTROL
PYRAMID MLV 3 Y PYRAMID MLV 4 proveen protección probada con una sola dosis contra IBR, BVD, PI3 y/o BRSV. La línea PYRAMID contiene METASTIM, un adyuvante exclusivo que estimula una fuerte respuesta inmune y prolongada en una sola dosis.

Para una protección más completa contra el CBR, también se debe incluir en el cuadro básico de vacunación de los corrales de engorda la protección contra Pasteurella.

PRESPONSE HM, Bacteria toxoide con la exclusiva tecnología de membrana externa que ofrece protección con una sola dosis contra pasteurella haemolytica y multocida, principales agentes patógenos de la pasteurelosis neumónica o "fiebre de embarque".


 
     
   
VACUNAS
Vacunas a virus muerto o vías modificadas
Las vacunas de virus muerto (KV) están compuestas de partículas virales que no se replican. Las vacunas a virus vivo modificado (MLV), son versiones modificadas del organismo causante de la enfermedad viral. Ambas tienen ventajas bajo diferentes circunstancias.

Generalmente las vacunas a virus muerto (KV) son preferidas para uso en vacas gestantes y animales estresados. Las vacunas de virus vivo modificado (MLV), se replican como el organismo natural causante de la enfermedad, lo cual puede tener ciertos beneficios de igual manera. Su veterinario o representante técnico FDAH (Fort Dodge Animal Healt), le puede recomendar el tipo de vacuna que es la más apropiada para su corral de engorda.

La Línea PYRAMID son las únicas vacunas de MLV, adicionadas con un adyuvante que ofrecen además en 8una sola dosis protección contra las 4 fracciones virales causantes del complejo respiratorio de los bovinos.

 
OTROS DATOS DE INTERÉS
RANILLA, HUEQUERA, RANILLA BLANCA (ANAPLASMOSIS)

La Anaplasmosis es una enfermedad presente en todas las regiones del país y afecta tanto al ganado de carne como de leche; en las zonas cálidas su presentación esta asociada con problemas de manejo del ganado y de las praderas.

La enfermedad es provocada por un parásito de la sangre llamado Anaplasma, el cual es transmitido principalmente por la picadura de garrapatas y moscas.

También por material quirúrgico contaminado en intervenciones como castraciones, de cornamientos, jeringas no desinfectadas.

Síntomas:

Fiebre 40 - 41 grados, disminución o pérdida del apetito, trompa seca, suspensión o disminución de la producción de leche, pelo erizado, color amarillento en los ojos, encías y vulva, orina de color amarillo subido, enflaquecimiento rápido, excrementos duros y amarillos, respiración agitada, dificultad para caminar, ojos medio abiertos y cabeza baja.

Hay casos en los cuales no se encuentran los síntomas enumerados.

En estos casos la enfermedad se presenta en su forma insidiosa, con fiebre ligera, agotamiento continuo (secadera y asoleo) y muerte al cabo de varios días.

Control:

Control de garrapatas y moscas con organofosforados como pinetrinas con TERMINATOR, AMITRAZ e Ivermectinas VIMEC o VIMEC L.A.

Tratamiento:

Tan pronto aparezca un animal afectado de Anaplasmosis (Huequera y Ranilla Blanca), aplique ANAPLASMOL por vía subcutánea y OXITETRACICLINA VICAR o PANAMICINA L.A por vía intravenosa.

Si se quiere obtener una mas pronta recuperación, aplicar el contenido de una ampolleta de ANAPLASMOL QUIMFAR XX 22 o CACODIL durante tres días seguidos, al mismo tiempo administrarse 12 libra de Sulfato de Magnesia disuelta en una botella de agua tibia durante dos o tres días.



Los lavados rectales de agua fría (tres litros) son de gran utilidad en estos casos.

En caso de Atonía de la panza la ARECOLINA da buenos resultados.

En los casos de postración o decaimiento del enfermo, aplique una o dos inyecciones diarias de CARDIOTON VICAR.

Para hidratar y como reconstituyente aplicar GLUCONATO DE CALCIO o NOVAFOS. Es muy frecuente la asociación de la Anaplasmosis con la Piroplasmosis Clásica (Ranilla roja), en estos casos conviene, tratar ésta última con un producto diaminado DIMINAZEN en asocio con ANAPLASMOL,



TRIPANOSOMIASIS

Esta enfermedad conocida por los ganaderos con los nombres de "Renguera", "Mal de caderas", "Secadera", "Mal de perro" etc., es una enfermedad altamente frecuente en las bestias y ganado vacuno de ciertas regiones del país, en especial del clima medio y caliente, ocasionada por un parásito de la sangre.

Síntomas:

El Tripanosoma o agente causal de la "Renguera" es transmitido del animal enfermo al sano por la picadura de los tábanos, moscas y murciélagos. Por razón de los cambios climáticos la enfermedad se presenta al finalizar el invierno y en los comienzos del verano, épocas propicias para la multiplicación de toda clase de insectos chupadores.

Control:

Son ampliamente conocidos destacándose como principales los siguientes: Fiebre de 41 grados, dificultad para el movimiento del tren posterior (patas y caderas), aparición de edemas o hinchazones frías en el abdomen cerca al prepucio o testículos y extremidades; a veces ceguera o lagrimeo intenso, enflaquecimiento progresivo y decaimiento general como consecuencia de la pérdida de apetito y de la anemia (mucosas pálidas), producidas por la enfermedad; ocasionalmente esta enfermedad coexiste con las ranillas descritas anteriormente. El curso de la enfermedad puede ser agudo o crónico presentando una duración aproximada de dos semanas o tres meses y en casos excepcionales hasta seis meses. Muy raros son los enfermos que pueden sobrevivir, en cuyo caso quedan generalmente ineptos para trabajar.

Tratamiento:

El CARDIOTON para tonificar el Corazón o (QUIMFAR XX*22 o CACODIL) a las dosis indicadas.

También se puede utilizar el DIMINAZEN, ANAPLASMOL.